Capital

El mercado inmobiliario como tu opción de inversión en México

Echar a andar un proyecto de inversión en México puede resultar en la emocionante materialización de una meta de vida o en una experiencia peligrosamente arriesgada si se trabaja sin la preparación y estrategia adecuada.

Todo proyecto de negocio supone un margen de riesgo, y todo plan de trabajo debe considerar, en mayor o menor medida, un panorama en el que se tenga en cuenta la variabilidad del mercado y la posibilidad de escenarios poco menos favorables para el emprendedor que está por arrancar.

Surge entonces la duda de si se está en un buen momento o no para emprender... ¿cómo resuelve esto un emprendedor? Entre las principales cualidades que se enlistan para completar el perfil del inversionista ideal, figuran la disciplina, la paciencia, la capacidad estratégica, el control emocional y la llamada perspectiva de inversión contraria.

Si estás dispuesto a trazar planes a mediano y largo plazo para conseguir tu meta; si trabajas por controlar de la mejor manera cómo influyen los factores externos en tus planes personales y en equipo; si estás dispuesto a vender cuando todos los demás están comprando y comprar cuando todos están vendiendo, ¡felicidades!, cumples con algunos de los atributos más valiosos para desarrollarte en el campo de inversión en México.

La respuesta ante el timing del inicio de tu negocio –tomando en cuenta lo anterior–, radica en que, lo que marca la pauta del rumbo de tu proyecto, no es tanto el contexto externo, como sí lo es tu capacidad de encontrar soluciones en donde el resto ve sólo problemas.

No podemos pasar por alto los últimos meses de confinamiento, que, si bien han puesto a prueba a todo giro y negocio a nivel global, también les han permitido mostrar lo mejor de sí mismos, resultado de su propia capacidad de adaptabilidad. Sólo así puede asegurarse que cualquier proyecto en cuestión funcione durante un panorama económico difícil y salga a flote a pesar de ello.

Desde la batalla del giro restaurantero hasta el fortalecimiento del negocio del entretenimiento en casa, lo cierto es que todo tipo de empresa ha tenido importantes repercusiones desde el pasado mes de marzo. Sin embargo, a diferencia de distintos giros empresariales, el mercado inmobiliario no representa una fluctuación grave en materia de inversión-beneficios.

 

De acuerdo con datos de 2018, el sector inmobiliario representa el 14.1% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, siendo la segunda fuerza económica del país.

 

Cuidar tu dinero implica ahorrarlo, administrarlo y movilizarlo de manera sana y consciente. ¿Por qué no considerar el mercado inmobiliario para dicho fin? En la siguiente infografía enlistamos algunos de los aspectos a considerar para convencerte de invertir en la industria inmobiliaria.

 

Un techo para el futuroComo los buenos vinos

 

Ajuste a tus necesidadesDiversificación de usos

 

Dinero activoRetiro y generaciones futuras

 

Invertir en el mercado inmobiliario es una de tus mejores opciones para circular tu dinero en un proyecto de ganancias aseguradas, de muy altos rendimientos con muy pocos riesgos, y que además te brindará beneficios a corto, mediano y largo plazo.

Para que esa primera gran inversión de tu vida resulte de la mejor manera, no escatimes en tiempo ni esfuerzos por conocer con sumo detalle las desarrolladoras inmobiliarias a tu alcance, y dedícate a dar con la opción que mejor cubra tus necesidades personales y/o de negocio. Planifica tu plan de inversión y asesórate de expertos en el sector inmobiliario que te acompañen en el inicio de este gran proyecto de vida.

 

 

 

 

Desarrolladora inmobiliara

NOTAS RELACIONADAS