Blog

Proyecto Puente Econtainer

El Parque Ariel Sharon se planteó desde un principio como un centro urbano con énfasis en la ecología, por lo que se optó por basar la propuesta en la idea de la reutilización. Se pensó en reciclar contenedores de transporte (Hay más de 800.000 contenedores recorriendo el mundo cada año), los que podían transformarse para conformar el puente que proporcionará una base para el movimiento y la observación: de una montaña de residuos a una línea de vida.

El puente de 160 metros será la puerta de entrada al parque Ariel Sharon y conectará la carretera Lod (ruta 461 que va desde el este de Tel Aviv al pueblo de Bnei Atarot) directamente a la montaña Hiriya en el centro del parque. Será utilizado por peatones, ciclistas y vehículos especiales que funcionarán como servicio de transporte para el público visitante a partir de las zonas de estacionamiento del propio parque. 

Esqueleto: el puente se basa enteramente en el principio de la reutilización de contenedores viejos. Ellos son la infraestructura para la construcción. La planificación será coordinada con un consultor estructural.

Materiales de acabado: los muros del puente (muros pantalla) la mayor parte del techo (para sombra) y un camino de sustrato de madera se basa en el mismo principio de la reutilización.

Sombra: los techos son los techos originales de los contenedores. Además de esto, habrá rejillas de ventilación en los ángulos adecuados para el sombreado ideal. En estas rejillas se instalarán los paneles solares fotovoltaicos que proveerán de energía «limpia» para iluminar el puente y sus alrededores.

Método de construcción: además, de acuerdo con los requisitos “verdes”, la mayor parte de los procesos se realizarán en fábrica (fuera del sitio) para minimizar el daño al sitio natural. 

Movimiento: el puente fue planeado en conjunto con consultores estructurales y de tráfico, permitiendo el movimiento de vehículos ligeros, bicicletas y peatones. Además, permite una libre circulación del tráfico en todas las áreas y carriles del puente.

Vistas: a lo largo del puente, hay varios miradores en todas las direcciones, incluyendo el cielo (a través de las rejillas) y el suelo (a través de la malla de pedaleo). Además, hay dos balcones y zonas de estar para los transeúntes o grupos sobre el nivel del puente y un paseo de visualización adicional en el techo. El puente no es sólo un lugar para pasar sino también un destino en si mismo.

Visualización: a lo largo del puente, varios paneles de visualización se han incorporado, para mostrar exposiciones sobre temas ambientales.

Cultura y educación: “La arquitectura es una herramienta educativa” (Jean-Jacques Rousseau). Los materiales son parte de la educación sobre el reciclaje, el consumo y la reutilización a través de la creación de espacios para reuniones y eventos. El puente se constituye como un bien cultural y una plataforma educativa.

Ya sea para la educación, la economía y el diseño, el uso de contenedores está cobrando un fuerte impulso en todo el mundo, por lo tanto, la construcción de un puente de containers sienta un precedente. El puente ilustra una conexión poco común entre la eficiencia de la construcción, el ahorro económico y la sostenibilidad, que va de la mano con un lenguaje moderno y un diseño elegante. El puente pone al hombre y su relación con el medio ambiente en el centro, lo que es la esencia de la arquitectura.

La propuesta fue la ganadora de su concurso compitiendo con grandes oficinas de arquitectura. Actualmente el proyecto está en la etapa de diseño detallado para comenzar su construcción.

Vía plataformaarquitectura.cl

Artículos Relacionados

Comentarios