Blog

Cómo han evolucionado los desarrollos de usos mixtos

latitud-polanco
Latitud Polanco

Los usos mixtos son la tendencia más fuerte en el mercado inmobiliario actual debido a la  necesidad de redensificar las ciudades, dotarlas de movilidad eficiente y optimizar el uso de la tierra.

“El 18% de las construcciones actuales son usos mixtos, lo que ha dado pie al reciclaje de predios y al cambio de usos de suelo”, comentó María José Fernández Ross, directora de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

En las grandes metrópolis, los usos mixtos suelen quedar integrados en un solo inmueble por el alto costo de la tierra, pero incluso en ciudades donde lo que sobra es terreno, se ven  nuevas formas de integrar comercios, oficinas, vivienda y hoteles donde ahora el visitante es lo más importante.

Cinco años atrás, la novedad en este tipo de inmuebles estaba en la mezcla de productos innovadores y la oferta de  entretenimiento para hacerlos más atractivos, mientras que ahora la apuesta va hacia la creación de comunidad.

A la par, la sustentabilidad cobra mayor fuerza en cada desarrollo, lo cual incide en el entorno y la calidad de vida de la ciudad.

Menos espacio para vivir

Los usos mixtos son per sé una tendencia, dice Pablo Guzzo, director comercial de la desarrolladora inmobiliaria ABILIA, que detonó el concepto a gran escala en 2005 con Parques Polanco.

Con el tiempo, dijo, las necesidades han cambiado: “al tener todo en un mismo lugar, las personas tienen menos necesidad de estar en su departamento, por lo que el área se ha reducido hasta en 30%”.

¿Cómo han evolucionado los desarrollos de usos mixtos?
Parques Polanco

Hace 10 años era poco factible encontrar departamentos de 39 metros cuadrados de superficie, ahora sí porque el uso mixto les da todo lo necesario: restaurantes, bares, comercios y servicios. Incluso, se puede trabajar en el Business Center o en las salas tipo lounge del complejo, para no tener que desplazarse a otro lugar.

“Nuestros primeros compradores era gente mayor, ya sin hijos, que vio muy conveniente tener en la planta baja supermercado o tienda de conveniencia para no tener que usar el automóvil”, señaló Guzzo; ahora, llegan todo tipo de personas, muchas por influencia de los cambios en la movilidad citadina. Un ejemplo es la zona de Polanco, donde cada vez más  personas dejan guardado el automóvil.

Más estética que embellece ciudades

En el marco de una gran competencia, los usos mixtos ofrecen mayor calidad en acabados y sentido estético en sus fachadas, lo que embellece las ciudades y por tanto, eleva la plusvalía de las colonias. Las nuevas propuestas ofrecen espacios ajardinados y fuentes, lugar de esparcimiento al aire libre dirigido a fumadores y áreas infantiles equipadas; el estacionamiento ya incluye espacios para bicicletas y motos y por ende ya no se colapsan. La seguridad incluye acceso electrónico y monitoreo las 24 horas, así como entradas independientes para residencias, oficinas y comercios. La zona de oficinas, es por la general sustentable, con ahorros de energía, reutilización y eficiencia del agua. Incluso desde su construcción el uso mixto ostenta especificación de materiales de la región y materiales  ‘envolventes’ que mejoran la calidad en el ambiente del edificio.

Nuevo rostro del DF

Entre las novedades de uso mixto destacan: Latitud Polanco, desarrollado por ABILIA, con 350 departamentos, 28,000 m2 rentables de oficinas y más de 5,000 m2, más de área comercial en la planta baja. También destaca Plaza El Toreo de la firma Danhos con 460,000 m2 de construcción; Plaza Carso con una inversión de US$1,000 millones y más de US$2 millones de m2 de construcción; y Miyana de Gigante Grupo Inmobiliario, diseñado por Legorreta + Legorreta.

Inmuebles incluyentes

Guzzo señala que los usos mixtos son cada vez más incluyentes: “en un mismo proyecto conviven departamentos de 39 m2 y 200m2, con precios que van de los $3’000,000 a los $8’000,000 y ambos comparten áreas comunes y amenidades.

“Por el precio podría decirse que son dos segmentos económicos diferentes, pero yo los considero del mismo nivel socioeconómico porque se encuentran en diferentes etapas de su vida”. asentó Guzzo; no es una familia la que se mete en departamento de 40m2, sino una persona joven soltera con otro tipo de necesidades, mientras que un departamento grande atrae a una familia completa.

Oferta en otras ciudades

¿Cómo han evolucionado los desarrollos de usos mixtos?
Latitud La Victoria

Lo nuevo en Querétaro es Latitud La Victoria, muy cerca del Centro Histórico, en los antiguos terrenos de la embotelladora La Victoria. En más de 90,000 m2 será edificado un Fashion Mall, dos hoteles con 120 habitaciones cada uno, 689 departamentos y dos edificios de oficinas.

“La evolución entre Parques Polanco y Latitud La Victoria es la inclusión de un centro comercial con boutiques, cines y restaurantes en este último. Para Parques Polanco creímos necesario solo un área comercial para cubrir las necesidades de los habitantes del inmueble, pero ahora sabemos que la tendencia apunta hacia crear espacios más públicos”, señala Guzzo.

lpg
Latitud Providencia

En la zona del Bajío destaca Latitud Providencia, asentado en la zona de mayor plusvalía de Guadalajara. Es una plaza activa, que ha crecido con mucha verticalidad, por lo que la oferta crecerá significativamente.

¿Cómo han evolucionado los desarrollos de usos mixtos?
Médica Sur

El uso mixto “no es una moda sino la solución a una necesidad urbana que contribuye a dejar de contaminar”, destacó Fernando Velazco Luna, director del Centro de Extensión de Arquitectura de la Universidad Anáhuac.

Vía: metroscubicos.com

Comentarios